Desde hace 90 años, BMW Motorrad ha mostrado ser una de las empresas fabricantes de motocicletas más importantes del mundo. Sin lugar a dudas, este logro no hubiese sido posible sin la ayuda de todo los seguidores de BMW que, durante muchos años, han demostrado un alto nivel de lealtad y pasión por la marca. Es por este motivo que, en esta publicación, queremos revivir grandes acontecimientos que marcaron una historia llena de progreso e innovación.

Los inicios

Uno de los eventos que marcó la historia de BMW fue el 2 de enero de 1917, cuando el ingeniero Max Friz (un joven de 33 años originario de Suabia) comienza a trabajar para la empresa. Friz acababa de dejar su trabajo anterior en Stuttgart, luego de tener varias discusiones con Paul Daimler, su jefe anterior. Por supuesto, este hecho beneficiaría a gran escala a BMW, tomando en cuenta todos los logros obtenidos a partir de ese momento.

Desafortunadamente, el 28 de Junio de 1919, el Tratado de Versalles fue firmado y en él se especificaba que Alemania tenía completamente prohibida la fabricación de aeronaves y motores para estas. De algún modo, el futuro de la empresa parecía incierto. De acuerdo con BMW Motorrad, Max Friz ya se había convertido en el director de diseño de la marca para esa fecha, lo cual le permitía enfocar su trabajo en una de sus pasiones: las motocicletas. 

Cuatro semanas después de recibir el cargo, el ingeniero finaliza un plano a gran escala de la primera moto BMW. Lo innovador en toda esta invención, sin duda, fue el diseño del motor de dos cilindros que la marca todavía no había utilizado. Se esperaban buenos resultados a partir de ese momento. De hecho, en las próximas décadas, BMW se convierte en una de las sensaciones de las pistas europeas y continúa avanzando con el espíritu pionero que siempre lo ha caracterizado. 

El regreso de la R24

Para la década de los 40, con los planos del proyecto en manos y utilizando herramientas prestadas por otras empresas, se diseña la primera moto en Múnich (inspirándose en el diseño de una motocicleta de preguerra). A partir de este momento, la marca arranca desde cero por un camino duro y complicado. Según BMW Motorrad, el permiso de fabricación estipulado por los Aliados, solo permitía producir motos de un solo cilindro de 250 C.C. 

A pesar de que todo estaba listo para el verano de 1948, la BMW R24 salió a la venta poco antes de navidad del mismo año. Esta contaba con un motor de 12 caballos y 247 C.C. Un año después, la empresa fabrica cerca de 10 mil unidades y, con el paso del tiempo, el número llega a ascender hasta los 17 mil.

En definitiva, BMW Motorrad presenta una antigua R23 mejorada y muy moderna en la nueva R24. Esta dispone de un motor cilíndrico con un avance del encendido centrífugo. Además, la caja de cambio de cuatro velocidades con control mediante pedal, es otra característica novedosa del vehículo de dos ruedas. Sin duda alguna, BMW reaparece con fuerza gracias al descomunal éxito de la R24, lo que la posiciona en un lugar privilegiado. Incluso, los escoltas del presidente alemán para ese entonces, Theodor Heuss, utilizan el nuevo transporte.

Días de gloria

Después de la década 50, BMW Motorrad se enfoca en fabricar motos de carreras de 100 millas como la R68. Para los años 60, la marca ya era conocida a nivel mundial. De esta manera, BMW se convirtió en un referente de la innovación en todo el mundo. Esto se pudo demostrar con la invención de la primera motocicleta desarrollada en un túnel de viento. Se trata de la R100 RS, una moto de serie con carenado para mejorar la aerodinámica y, al mismo tiempo, proteger al piloto del viento y el clima.

Asimismo, la R100 RS también fue la primera moto BMW con una cilindrada de 1 litro. Tenía una velocidad máxima de 200 km/h, y superaba a las demás en cuanto a velocidad. No obstante, y a diferencia de las motos de otros fabricantes, el piloto de la R100 RS se podía sentar en una posición erguida y relajada aún en alta velocidad. Para BMW Motorrad, este modelo representó el nacimiento de la motocicleta touring de diseño deportivo.

El inicio de las motos touring

De acuerdo a BMW Motorrad, luego de tener éxito con las motos de carreras, la empresa se enfocó en su modificación. En 1980, presentó un nuevo modelo deportivo. En esta oportunidad se trataba de la BMW R80 G/S. La sigla G es la primera letra de la palabra alemana «Gelände» (todoterreno) y la S, de «Strasse» (carretera). 

El nuevo modelo fue una sensación, ya que tenía el primer el primer brazo basculante de un solo lado, el BMW Monolever, con la rueda trasera montada a un lado. En efecto, se convirtió en una de las piedras angulares de la producción de motos de BMW. A principio de ese año y con todas estas nuevas invenciones, la empresa decide mandar la moto bóxer al desierto. La empresa gana el rally más difícil del mundo gracias al talentoso francés Hubert Auriol, conocido por los fanáticos como «El Africano». Cabe destacar que Auriol repite su hazaña en 1983. Por otro parte, en 1984 y 1985, el belga Gaston Rahier forma parte de la lista de ganadores que conducen una moto BMW. Luego de traer el nacimiento de un nuevo segmento e innovaciones importantes, para el año 2000, BMW decide apuntarse nuevamente en las carreras. 

Hoy en día

En la actualidad, BMW Motorrad es una de las empresas más destacadas e innovadoras del mundo. De acuerdo a varios datos, en 2018, la marca consiguió el 8vo récord mundial en ventas de motocicletas. De hecho, BMW señaló que se vendieron 165.566 unidades y que su objetivo era superar la barrera de 200 mil unidades en todo el mundo para el año 2020.

Además de eso, se espera un incremento en ventas gracias a la llegada de los nuevos modelos como la BMW R 1250 y BMW F 850 GS Adventure, incluyendo también dos nuevos scooters, el C400 X y el GT. Sin duda, la marca tiene sorpresas increíbles en los próximos años que seguramente entusiasmarán a los fans a vivir nuevas aventuras en distintas carreteras del mundo.

All search results